Cada uno de nosotros es único y tiene su forma de aprender. Según la teoría que David Kolb, hay cuatro tipos de aprendizaje que representan a la gran mayoría de las personas. Hemos querido dejaros un post sobre este tema para que las diferencias no sean una barrera, sino una oportunidad para trabajar en equipo. Kolb llegó a una conclusión clave: las diferentes formas que tenemos de aprender están determinadas por la forma en que percibimos y procesamos la realidad. ¡Empezamos!

  1. L@s adaptador@s: son personas que jamás se leerán un manual pero son capaces de buscarse la vida para encontrar los recursos adecuados y sacar adelante lo que se proponen. Como podréis adivinar, a los adaptadores les gusta asumir riesgos y tienen una gran capacidad de adaptación.
  2. L@s asimilador@s: al contrario que los adaptadores, su estilo radica en la creación de modelos teóricos, en la detección de problemas, etc. No tienen tantas habilidades sociales y es frecuente verlos en carreras vinculadas a las matemáticas o las ciencias. No les gusta arriesgar y en una empresa suelen estar en puestos de investigación y de estrategia ya que son expertos en la conceptualización.
  3. L@s divergentes: estas personas son muy creativas y disfrutan trabajando en equipo. Son personas empáticas, sensibles, emocionales y muy ocurrentes. Es muy común que en una reunión o equipo de trabajo lancen ideas con una facilidad desbordante. Generalmente ocupan puestos de creatividad en el mundo de la empresa y los artistas, músicos y artesanos también suelen tener esta forma de aprender.
  1. L@s convergentes: necesitan testar y comprobar las teorías antes de llevarlas a cabo y por lo tanto la “lluvia de ideas” les parece un laberinto sin fin. Son l@s mejores cuando solo hay una opción o un camino a seguir, ya que son capaces de aportar una solución real y adaptarse a lo que la situación requiera para resolver. Los ingenieros suelen estar representados en este perfil.
Modelo de David Kolb sobre los 4 tipos de aprendizaje del ser humano

Modelo de David Kolb sobre los 4 tipos de aprendizaje del ser humano

Seguro que habréis vivido situaciones personales o profesionales en las que habréis detectado estas diferencias. Compañeros con un pensamiento más conservador que necesitan tener todo atado para poder emprender una aventura, mientras que otras mentes son más creativas y experimentales y prefieren lanzarse a nuevos proyectos sin detenerse; confían en su intuición. En el ámbito laboral o en la universidad, habréis observado a compañer@s que no paran de proponer ideas sin pararse a ejecutar o pensar una en concreto y otr@s a punto de sufrir un ataque al corazón por la sensación de caos en la que se ven envuelt@s.

¿Con qué estilo de aprendizaje te identificas?

Compartir:

Posts relacionados

Deja un comentario